sábado, 8 de diciembre de 2012

EL BLOG DE DEBORA,COLABORA CON CHOCOLATES TORRAS


El otro día me llegaron por cortesía de CHOCOLATES TORRAS,un lote de sus productos,ummmm que ricos que están estos chocolates,la verdad que me agrado muchísimo este envió.En su página web podemos encontrar infinidad de información sobre todos los productos.A continuación os voy a hablar acerca del cacao, información sacada de la web de chocolates torras.



Existen diferentes mitos acerca del chocolate, algunos de ellos son infundados pero otros sí que tienen una base científica.
Entre los falsos se encuentra la afirmación “No comas chocolate, que te saldrá acné”. Existen diferentes pruebas científicas que revocan esta creencia ya que no se ha demostrado que provoque o agrave esta dolencia típica de la adolescencia.
No obstante, sí que se han probado algunos beneficios. El valor nutricional es una de ellos ya que contiene una cantidad de calcio y fósforo seis veces mayor que la de la carne de ternera. Otro mito es que las personas al sufrir una ruptura amorosa empiezan a comer más chocolate; no es ninguna teoría infundada ya que tiene una explicación científica: Una persona enamorada está inundada de una sustancia llamada feniletilamina, que provoca una suave euforia. Pues bien, el chocolate está plagado de esta sustancia.


La mayoría sabemos que el derivado más común y que todos conocemos del cacao es el chocolate, nuestra especialidad desde hace más de 120 años. Pero lo que muchos desconocemos es su historia; el cacao era utilizado en América ya por los indígenas precolombinos y llegó a Europa de la mano de monjes cistercienses y franciscanos que la trajeron como bebida reconstituyente e incluso como medicamento. Pero el descubrimiento no fue suyo, ya que dieron con él gracias a las poblaciones americanas, que ya lo habían ofrecido a Cristóbal Colón en 1502 pero debido a la preparación que ellos hacían (una mezcla de cacao con maíz molido, pimienta, varias especias y afrodisíacos naturales) no le causó muy buen efecto y lo rechazó.



Tras años de ensayos y de combinación con otros productos en Occidente, se llegó a dar con la receta de lo que hoy día conocemos como chocolate. La palabra chocolate es de origen incierto ya que no se sabe si es maya o azteka, pero en la primera lengua “chokol” significa caliente, “a” quiere decir agua y “ti” es un sufijo.



En chocolates torras hacen chocolates con y sin azúcar,os animo a que los probéis,el de cobertura es la caña,de nuevo agradecer la cortesía para con el blog.Un besote.